22 de Enero de 2018

Club de Lectura (Segunda reunión del curso 2017-2018)

Tras haber asistido, el pasado 25 de noviembre, a la representación teatral de esta obra, el Club de Lectura del IES Delicias ha celebrado, el lunes 22 de enero, su segunda reunión de este curso 2017-2018 para comentar el libro ‘Eloísa está debajo de un almendro’, de Enrique Jardiel Poncela.

“Eloísa está debajo de un almendro” | Comentario

 

por Araceli de la Torre Yubero (AMPA del IES DELICIAS)

ELOÍSA ESTÁ DEBAJO DE UN ALMENDRO

Toda obra de teatro debe contarnos una historia o un suceso. Aquí se da esta premisa fundamental, no solo hay un acontecimiento que nos intriga y que no podemos descubrir hasta el final sino que toda la atmósfera, en sí, es extraordinaria.

Con unos personajes esperpénticos y unos diálogos fluidos, el lector se ve atrapado en un misterio  por el que no puede dejar de leer, un enredo policíaco repleto de rasgos cómicos y situaciones grotescas.

Magnífico Jardiel Poncela en cómo coordina todos los ambages de la escenografía, en la relación de los intérpretes y en la expresividad de ese lenguaje castizo del Madrid de la época caricaturizado en la retahíla de refranes y piropos, junto con el juego de palabras con más de un significado. Y, como colofón, esas sutiles e irónicas críticas a la sociedad, por un lado la delgada línea que separa la locura de la lógica, y por otro, el amor como fetiche, idea que el autor refleja muy bien en estas aserciones: “el romanticismo, el idealismo excesivo, es como una dolencia que condujese a la soledad….. Porque se cree y se espera tanto del amor, que, a fuerza de creer en él y de esperar de él, falta decisión para personificarlo en nadie… por miedo a que la persona elegida esté demasiado por debajo de la soñada”. Y para ambas ideas una moraleja: no todo es lo que parece.

La guinda final fue la asistencia a la representación en el Teatro Zorrilla de Valladolid, un total de 26 personas, entre profesorado y padres de alumnos. Gracias a todos.

Enrique Jardiel Poncela

(Madrid, 15-10-1901/ 18-02-1952). Cuarto y último hijo de Enrique Jardiel (periodista en diversos diarios) y Marcelina Ponceda (pintora y una de las primeras mujeres con estudios de Bellas Artes).

En 1917 comenzó Filosofía y Letras, pero la abandonó por el periodismo y la literatura.

En 1919 empezó a escribir en los cafés de Madrid.

En 1920 publica su primer relato en “El imparcial”. Comienza a participar en revistas jocosas como “Buen humor” o “Gutiérrez”. En esta década conoció a Ramón Gómez de la Serna, quien influyó decisivamente en su obra.

En 1926 inicia una relación con Josefina Peñalver, mujer separada. Dos años después nace su hija Evangelina quien escribiría una biografía sobre su padre. Más tarde la pareja se separó.

  1. Su primera obra teatral estrenada: “Una noche de primavera sin sueño”
  2. Su primera novela  “Amor se escribe sin hache”.

A comienzos de los años 30, Jardiel se trasladó a Hollywood contratado para la Fox.

En 1933 regresó a España y comenzó  una relación con la actriz Carmen Sánchez Labajos, con quien tuvo a su hija Mari Luz. En marzo estrenó en Madrid “Usted tiene ojos de mujer fatal”. Escribió el guión para la película “Se ha fugado un preso”, dirigida por Benito Perojo. En septiembre viajó a París, también por encargo de la Fox, a los estudios Billancourt.

En agosto de 1936 fue detenido y encarcelado en Madrid por dar asistencia al político conservador Rafael Salazar, pero quedó en libertad.

En 1937 marchó a Argentina.

En 1939 regresa a España y reside en San Sebastián. Después vivirá en Madrid.

El fracaso comercial de sus últimas producciones teatrales le llevó a la ruina económica.

Uno de sus principales admiradores y amigos fue Fernando Fernán Gómez.

A los 50 años le sobrevino la muerte por un cáncer de laringe. Está enterrado en el Cementerio Sacramental de Santa María de Madrid. En su nicho figura como epitafio una frase suya: «Si buscáis los máximos elogios, moríos.»

 

Otras obras:

1934: “Angelina o el honor de un brigadier”.

1935: “Un adulterio decente”, Las cinco advertencias de Satanás” (1935)

A finales de los años 30 Jardiel llegó a dirigir y escribir cortos cinematográficos, como “Un anuncio y cinco cartas” (1937), “Definiciones” (1938) y un largometraje llamado “Mauricio o una víctima del vicio” (1940).

1939 “Un marido de ida y vuelta”

1940: “Eloísa está debajo de un almendro”.

1941: “Los ladrones somos gente honrada”

1942: “Los habitantes de la casa deshabitada, “Es peligroso asomarse al exterior”.

1943: “Blanca por fuera y rosa por dentro”. Creó la Compañía de Comedias Cómicas.

1946: “Cuatro corazones con freno y marcha atrás”, “Agua, aceite y gasolina”. Es galardonado con el Premio Nacional de Teatro.

1949: “El sexo débil ha hecho gimnasia” y “Los tigres escondidos en la alcoba” (1949).

También escribió cuentos, algunos recopilados con los títulos “¡Por Dios, que no se entere nadie!” y “El libro del convaleciente”.